La cultura del silencio

Locales Monte Cristo Opinión
  •  
  •  
  •  

El pedido de los ambientalistas era simple, posta. Muy simple. Realizaron tres visitas consecutivas al Consejo Deliberante ante la negativa del Municipio de concretar una reunión con el grupo. Una y otra vez los concejales destacaron no tener injerencia sobre el ejecutivo. Ante la falta de respuestas, acudieron al Juzgado de Paz donde finalmente y luego de más de un mes de espera, se concretó la ansiada reunión.

¿Qué solicitaba el grupo de auto convocados? escuchar las explicaciones sobre la intervención del Bosque Nativo. Ante la negativa de las autoridades Municipales a explicar qué estaba sucediendo en el lugar, los ambientalistas recurrieron al Juzgado de Paz.

¿Desde cuándo viene dándose el conflicto de partes? Hace bastante más de un mes, exactamente desde el 25 de septiembre. Ese día, los Concejales tanto del oficialismo como de la oposición prometieron hacer todo lo posible para lograr un encuentro ya que, según expresaron, corresponde al ejecutivo explicar su accionar. Esa promesa no pudo ser cumplida. ¿Porqué? No sabemos.

La respuesta debía ser muy simple. Hacer público el proyecto y justificar su accionar: intervenir un Monte nativo decretado por ordenanza de ésta misma gestión, hace un año atrás.

Lo cierto es que finalmente hubo una reunión, pero mediada por el juzgado de paz de la ciudad ya que el Municipio siguió firme en su posición: el silencio absoluto. La posición que viene tomado el gobierno de Monte Cristo y que se ve reflejada en la desilusión de los ciudadanos, impotencia, bronca y tristeza al ver que, a quienes se les confió el voto para gobernar, cierran herméticamente sus puertas.

¿Porque deciden callar? Sólo ellos lo saben. ¿Acaso se olvidan que los sueldos que cobran los pagamos nosotros? ¿Acaso no recuerdan que están allí porque el pueblo los eligió y al pueblo se deben?   

 A mí me presentaron una nota los ambientalistas solicitaron que el juez hiciese cesar el desmantelamiento de ese lugar. Ahí yo les comento que desde el juzgado no podemos hacer eso explicó el juez de paz, Walter Romagnoli. “Lo que sí ofrecí fue juntar las partes para que conversen”. Al parecer, no fue fácil conseguir un sí. “pasó toda una semana que yo trabajé en el tema. La Municipalidad no es que no quería, sino que se sentían agraviados” explicó. “Hablé con mis superiores y me insistieron. A lo que respondí que iba a hacer un intento porque no es fácil, no está muy abierta la municipalidad al diálogo, se sienten agraviados y atacados por esta gente, según me explicó la Intendente Verónica Gazzoni en una comunicación telefónica” agregó Romagnoli.   

El hostigamiento político y describir toda acción y expresión ciudadana como “ataque político” demuestra un miedo a la crítica y la mirada ajena. En definitiva, todo es política en esta vida. Tanto ignorar como participar en causas como la defensa del ambiente, es político. ¡Si gente!, es una posición política ante la vida. No mirar al costado sobre lo que los gobiernos hacen en desmedro del planeta, es una hermosa forma de arremangarse, “poner el pecho” y luchar por un derecho que no es sólo propio, sino que atañe a la sociedad en su totalidad. Agradezco que haya personas que cuiden, se preocupen y pongan atención para que los gobiernos no arremetan sobre el ambiente.   

La reunión fue productiva en términos del acercamiento de partes y aquí destaco el rol del Juzgado de Paz de la ciudad de Monte Cristo. Aplaudo su compromiso y respeto hacia la ciudadanía, priorizando la demanda de información y la democracia participativa.

¿Qué surgió del encuentro?

“Nosotros estuvimos en búsqueda de diálogo. Insistimos en que realizó una intervención en plantas nativas que no tenía que haber sido” explicó Susana Rodríguez, una de las ambientalistas que fue en representación del grupo. 

Decidimos venir al juzgado de paz porque otros actores sociales recibieron respuestas respecto al tema pero nosotros no, a pesar de que presentamos una nota en mesa de entrada. Nos explicaron que no fue respondida porque faltaban las firmas de las personas que allí figuraban. Creemos que solo con hacer un llamado a alguno de los números telefónicos que figuraban se podría haber solucionado, pero en fin, agradecemos esta reunión” destacó. 

La verdad que no nos importa el espacio donde se haya establecido el diálogo, pero sí nos llama la atención no quisiesen hablar con nosotros. Somos muy abiertos e incluso hemos apoyado otras iniciativas de la municipalidad como por ejemplo lo del reciclado, hemos estado en charlas con niños enseñando modos de reciclar, stand en carnavales, etc” agregó.

Representantes del Municipio explicaron que existe un proyecto que tiene que ver con la puesta en valor del bosque nativo y de las vías del tren. “Por supuesto entendemos que lamentablemente por el accionar del hombre se puede hacer algún tipo de paseo o algo educativo, pero insistimos en que puede hacerse sin intervenir. Ellos dicen que pueden, nosotros creemos que no deben, porque hay formas y formas de hacerlo” expresó Susana Rodríguez.  

“Hoy es el primer día que tenemos información al respecto porque si bien había rumores, no teníamos certezas sobre este proyecto. Nos dicen que tienen aval de la universidad, pero nosotros entendemos que tiene que haber un proyecto presentado avalado, aceptado y consensuado. Pero no vimos absolutamente nada. Nos mostraron un acta de policía ambiental donde dice que no hay infracción, pero por otro lado nosotros tenemos un mail de una segunda auditoría dónde consta que podría haber una supuesta infracción, pero eso todavía no está elevado el juez” destacó Lucas Romano, otro vecino que se encontraba en representación del grupo.

“Vamos todos hacia el mismo lugar que es al cuidado del ambiente. Creemos que tenemos derecho a saber y participar sobre las acciones se llevan a cabo. Reiteramos que no estamos de acuerdo en que la forma de hacer las cosas sea interviniendo el monte y quedamos a la espera de la presentación al concejo deliberante” concluyeron.    

El Secretario General Ariel Laborde indicó, por su parte, que en la reunión se le explicó a los vecinos el proyecto, a grandes rasgos, y que el documento que lo avala será presentado en breve en el Concejo Deliberante para su tratamiento y correspondiente debate.