fbpx
Cancel Preloader

Desaparición de Marita Verón: A 20 años

Un 3 de abril del 2002 en la ciudad de San Miguel de Tucumán desaparecía la joven, raptada desde un automóvil por una organización delictiva de trata de personas. Desde entonces, su familia continua la búsqueda.

Su madre, Susana Trimarco, se infiltró en el mundo de la trata haciéndose pasar por proxeneta con el fin de ir reuniendo testigos clave para que diez acusados fueran condenados a la prisión. Hizo lo impensado para encontrar a su hija, Marita Verón, secuestrada un 3 de abril de hace 20 años por una red de tratantes. Aún continúa buscandondola incansablemente.

Gracias a su accionar, el caso Verón llegó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), convirtiéndose en una causa internacional, y la madre de la joven desaparecida obtuvo reconocimientos mundiales.

Se cumplen 20 años de la desaparición de Marita Verón

“Desde mi humilde lugar de madre me convertí en la referente de la lucha contra la trata de personas en la Argentina y en todo el mundo. Soy contactada desde diferentes países, me piden ayuda para socorrer a víctimas de este delito, algunas de ellas son argentinas que fueron sacadas del país y vemos la forma de ayudarlas para que vuelvan”

Los acusados:

Desde 2012 la causa se elevó a juicio y fueron 13 los acusados de una red de trata. Pero en diciembre de ese mismo año todos fueron absueltos ya que los jueces consideraron los relatos de los testigos poco creíbles y contradictorios.

Llegó una sentencia nuevamente, producto de la presión social, y la Corte Suprema de Tucumán ordenó que una nueva sala fijara la pena para 10 de los 13 acusados iniciales (dos habían sido declarados inocentes y otro había fallecido).

La sentencia que quedó firme recién en 2017: los hermanos José Fernando y Gonzalo José Gómez (22 años de prisión), Daniela Natalia Milhein (18), Andrés González (18), Carlos Alberto Luna (17), Domingo Pascual Andrada (17), María Azucena Márquez (15), Humberto Derobertis (12), Mariana Bustos (10) y Cynthia Gaitán (10).

“Yo les dije a ellos (los acusados) si yo no tengo paz, ustedes tampoco la tendrán hasta que aparezca. Yo la voy a seguir buscando hasta que la encuentre”

Trimarco tras la sentencia final.

*Línea 145: para denunciar delitos de trata y explotación de personas. Las 24 horas. Gratuita, anónima y nacional.

Diego Pajon

Seguí leyendo

A %d blogueros les gusta esto: