fbpx

Desvalijaron una vivienda en Barrio Parque Norte

El robo sucedió el sábado 13. Se llevaron desde televisores hasta los pañales de una de las niñas. La familia está necesitando colaboración para salir adelante.

Resulta muy difícil transmitir la sensación de ingresar a una casa familiar cuando se encuentra prácticamente vacía.

La familia Rodríguez llegó a Monte Cristo hace un año y medio, más precisamente a Barrio Parque Norte, buscando la ansiada paz y tranquilidad que caracteriza a la ciudad. Su vivienda se encuentra sobre Sixto Romagnoli, entre David Linares y Julio Sched.

En la noche del sábado (al parecer una pareja) ingresó al hogar de Sol, Santiago, Emilia y Josefina, llevándose casi todo lo que había en el interior. Dos televisores, un teléfono celular, algunas cositas de plata, pero también toda la ropa, y cosas inimaginables como los pañales, sábanas, juguetes, desodorante, shampoos, etc. que había en el lugar.

Mucho de que no pudieron llevarse, fue destruido. La saña es impensada, casi increíble. Lo que vio la familia al regresar a sus hogares es imposible de olvidar. Partidas de nacimiento rotas, carnet de vacunas de las niñas, recibos de sueldo, alhajeros. Muchas cosas fueron destrozadas y otras tantas tenían restos de materia fecal. Los delincuentes llegaron al punto de defecar sobre los juguetes que estaban el patio. Suena de película para una ciudad como Monte Cristo, pero es, tristemente, la realidad.

Mientras charlo con ellos Emilia, de 5 (cinco) años, se acerca y me muestra su buzo, “¡tiene luces!” me cuenta. Es que ayer domingo, muchísima gente se solidarizó por la situación. “Ayer me lo regalaron”, me dice, con esa sonrisa que caracteriza la inocencia de los niños, pero que a la vez muestra el dolor de haber perdido todas sus cosas. Es que una semana antes, Emilia festejó los cinco años. De lo que había recibido de su gente querida, no quedaba nada. No tenía regalos pero tampoco ropa ni calzado. No había pañales para su hermana Josefina, no había medias para cubrir sus piecitos. No tenía campera, no había ropa para su papá y mama. La noche estaba fresca y Sol le dio su campera, la que tenía puesta.

¿Que está necesitando esta familia? Apoyo y solidaridad. Su casa está vacía. 

Emilia tiene 5 (cinco) años, asiste a la salita de 4 del jardín 25 de mayo. Calza número 29.

Josefina, de 2 (dos) años, calza 25 y utiliza pañales XXG. A ella le llevaron absolutamente todo, hasta sus pares de medias. Su cuna sufrió un destrozo por lo que, si alguien dispone de una cama para donar, sería lo ideal.

Sol tiene 28 años, calza 37/38. Tiene solo la ropa puesta que llevaba el día que regreso a su hogar. Santiago, de 34 años, calza 41/42 y tampoco tienen más que lo puesto. A él le robaron hasta el uniforme laboral y una campera vieja que era lo único que conservaba de su papá fallecido.

El vestido de novia de Sol

Dentro de las cosas sentimentales que han quedado, se encuentra el vestido de casamiento de Santiago y Sol. «Pensaba dejármelo, por si alguna de mis hijas quería usarlo en algún momento. Es triste, porque lo compré y no alquilé con esa idea» me cuenta Sol. Pero ante la adversidad es que decidió ponerlo en venta ante la situación que atraviesan. Se encuentra en perfecto estado. «Necesito venderlo para comprar aunque sea un tele usado para mis hijas«.

Emilia con el vestido de novia. «Parecía una princesa mi mamá, mira qué larga la cola» me dijo con una de las miradas más tiernas que he visto.

Teléfono de contacto (SOL): 3541 -520606

Euge Novero

https://boomerangnet.com.ar/

Lic. en Comunicación Institucional. Periodista . Directora de boomerangnet.com.ar / #ComPol Aficionada a la fotografía y amante de Kickboxing, la literatura y las causas perdidas. Siempre del lado Galeano de la vida.

Seguí leyendo

A %d blogueros les gusta esto: